A una mujer nunca hay que decirle que no

desguaceretovalladolid.com fotonueva 2

Seguro que muchas mujeres que lean este artículo estarán conmigo en que no se les puede llevar la contra, pero da igual aunque estéis asintiendo con la cabeza por vuestra boca nunca va a salir que llevo razón. Mi historia será la de muchos hombres en este país que deben soportar las órdenes de su señora si no quiere dormir en el sofá, por supuesto más nos vale hacer las cosas bien sobre todo cuando a ellas les beneficia o saldremos muy mal parados eso desde luego. No hay más que ver el día que nos toca hacer alguna chapuza en casa, eso son sin duda los domingos, pareciera ser el día escogido por naturaleza para hacer este tipo de cosas, yo siempre le suelo decir a ella, ¡María Dios hizo el domingo para descansar! Y os aseguro que automáticamente con su mirada me contesta de tal manera que me pongo manos a la obra sin rechistar. Pero claro no de una manera tranquila, porque la tienes como una mosca cojonera detrás todo el rato como si no tuviera nada que hacer, ¡muchacho que te tuerces, eso no es así, tendría que haber llamado a mi hermano, de saber que lo vas hacer mal no te digo que lo hagas! Y así un sinfín de cosas que hacen que o te des la media vuelta y hagas oídos sordos no haciéndole ni caso, o estrelles lo que tengas en la mano y te vayas directo al sofá.

Desde luego son expertas para sacarte de quicio y lo peor de todo es que luego cuando haces una cosa bien no son capaces de reconocerlo y decirte lo bien que lo has hecho. Por ejemplo, a la hora de arreglar el coche como vengas y le digas ¡María el coche cuesta tanto arreglarlo! En ese momento prefieres haberle mandado un whatssap porque igual que en una película de posesión infernal  sientes que está poseída y que de momento va a explotar y caerte todo encima.

La cosa cambia si llegas y le dice, ¡María he encontrado unos desguaces vehiculos en los que la pieza que debo comprar me sale mucho más barata! La contestación acaba siendo ¡muy bien eso es lo que tienes que hacer buscar cómo ahorrar! Por lo que te das cuenta que por mucho que hagas y por muchas vueltas que le des este mundo es de las mujeres y más te vale llevarte bien.