Ejercicios para mantener una buena salud

bienestarfamiliar.es

Los ejercicios son siempre básicos para mantener una buena salud para que se pueda tener una vida mucho más activa. Para tener unos servicios de la mejor calidad, te recomiendo los servicios de bienestarfamiliar.es, puesto que así se podrá contar con un personal altamente cualificado que permitirá tener unos cuidados integrales para los adultos mayores.

En todo caso, existen algunos ejercicios que pueden realizar para mantener la vitalidad, y que los ancianos puedan mantener su movilidad. Para ello, he preparado este post, con la finalidad de que puedas conocer los ejercicios que tus familiares deberían realizar.

¿Qué ejercicios deben realizar los ancianos?

Existen varios tipos de ejercicios para el fortalecimiento de los músculos, y dentro de los principales para que los ancianos tengan un mejor desempeño es:

Ejercicios con banda de resistencia

Estos son bastante comunes, y se deben realizar mediante el uso de bandas elásticas que se estiran. Estas se podrán encontrar en diferentes tipos de resistencias, logrando así que se puedan adaptar a las necesidades de cada persona en particular.

Son perfectas para los ejercicios de fortalecimiento, en especial de los brazos. Estas se pueden enrollar la banda alrededor de la mano, y con un agarre de banda firmemente, y se puede comenzar a hacer repeticiones constantes para que se puedan tener buenos resultados.

Ejercicios con pesas

No es necesario comprar pesas para el fortalecimiento, porque estas se pueden realizar con artículos que encuentras en el hogar fácilmente. Las pesas más comunes serán una botella plástica con arena o agua, y se debe sellar la tapa para tener una pesa perfecta.

Estos ejercicios permitirán fortalecer las muñecas, mejorando así la capacidad para levantar las cosas y para mantener las cosas en las manos. En todo caso estos deben repetirse entre 10 a 15 veces al día para tener unos buenos resultados.

Ejercicios con sillas

Las sillas pueden ser de gran utilidad para desarrollar cualquier tipo de ejercicio, y que se puedan fortalecer los músculos de las piernas. En todo caso, con ejercicios de extensión de las piernas en una silla se puede reducir la artritis en las rodillas, disminuyendo en gran medida las molestias.

Otra opción es pararse de una silla, con lo cual se logrará fortalecer el abdomen y los músculos, haciendo que se pueda tener una mayor movilidad. Sin embargo, para hacer este tipo de ejercicios se deben evitar problemas con las rodillas o la espalda, aunque se debe consultar con el médico para saber si se pueden hacer.