Hasta el fin del mundo

guiataxis

Recorrer las calles de nuestra ciudad o pueblo disfrutando de sus virtudes es muy agradable, lo es mucho más si se hace de cualquier lugar desconocido. Descubrir, saborear y divertirse experimentando algo nuevo es una sensación única, maravillarse de ver cómo hacen vida sus habitantes, a veces, sin percatarse del tesoro que poseen.

Emprender el viaje en coche particular es una comodidad muy grande, le da la libertad de decidir las paradas, cambiar de rumbo y de llevarse consigo todo cuanto quiera y quepa en él. Pero también puede ser un poco incómodo al buscar estacionarse en zonas que desconoce o entorpecerse al no conocer las calles.

El servicio de transporte público es bastante bueno para conocer un lugar, pero, en ocasiones, puede ser molesto por la tardanza de esperarlo. Una buena opción para movilizarse cómodamente es en taxi, son accesibles en cuanto a precio y puede incluso solicitarse por Internet.

Finisterre

Puede, literalmente, llegar hasta el fin del mundo si así lo desea. Claro, que no sucederá lo de hace siglos, cuando creían que se trataba de un enorme precipicio y los barcos y galeones, que se atrevieran a llegar hasta allá, desaparecerían cayendo en él. Si viaja a Finisterre encontrará un pasaje al más allá, pero en el muy buen sentido de la palabra, ubicada en la costa gallega se sitúa un pueblo marinero.

Encontrará el faro de primer orden de mayor importancia en Europa, desde el cual se tienen las más hermosas vistas del Atlántico. Al bajar el pueblo está un mercadillo en el que hay de todo, además hay una excelente oferta de bares y restaurantes, los que, entre las 12 y 2 de la tarde, ofrendan pinchos para acompañar las bebidas que estén consumiendo.

Hay muchos sitios de interés como El kilómetro Cero, en el que una pequeña seña de granito con concha amarilla, marca el lugar justo donde “terminaba el mundo y moría el sol”. Además de que es una de las últimas paradas del camino del peregrino, El Castillo de San Carlos, donde funciona el Museo  del Mar, en el cual un antiguo pescador se encarga del recorrido, explicando en detalle las costumbres y usos de la práctica.

Es un pueblo encantador que amerita caminárselo, por ello es bueno tener a mano un buen servicio de taxi que pueda llamar ocasionalmente cuando quiera. Al entrar a la web guiataxis podrá fácilmente contratar el servicio en cualquier lugar del territorio español, incluso tiene filtros de búsqueda para escoger en detalle lo que requiere donde sea