Las piezas mas vendidas

donmotormalaga.com foto 4

La manera de conducir tiene mucho que ver con el estado del vehículo, si nuestra conducción es agresiva nuestro coche se deteriorará mucho más rápido. Si por el contrario utilizamos el vehículo con cuidado y respetando las directrices previas alargaremos la vida de nuestro coche y conseguiremos un rendimiento mejor.

Las piezas más cambiadas por los conductores suelen ser piezas baratas como las bombillas, casi pasan desapercibidas pero son fundamentales a la hora de conducir, no todo el mundo tiene que comprar una caja de cambios de segunda mano, o un motor o piezas así más complejas y complicadas, la verdad es que las piezas más vendidas suelen ser las que menos te esperas. La batería, esta pieza se cambia cada tres años o así, y eso es innegociable, las baterías tienen fecha de caducidad. Los discos de freno se cambian mucho también ya que se usan muchísimo, la mayoría esperamos a que chillen en las frenadas para cambiarlos y algunos ni eso, esta es una parte d vital importancia para el buen funcionamiento del coche por lo que hay que someterlos a un riguroso examen.

Los neumáticos , son muchos los que no se preocupan de los neumáticos y de su estado hasta que no se van a ir de vacaciones, un error muy común pero muy peligroso, los neumáticos siempre en perfecto estado y con la presión adecuada, cambiar los delanteros a la parte de atrás cada quince mil kilómetros es una buena manera de abaratar el cambio de las ruedas, el correcto nivel de presión en estos también hace que el desgaste sea homogéneo y por consiguiente el consumo sea normal, de ir con la presión inadecuada además de un mayor desgaste sufriremos un mayor consumo de combustible.

Si se conduce sin brusquedades, respetando los limites, sin frenazos de golpe, sin abusar del embrague y mantenemos en condiciones el interior de nuestro vehículo, si evitamos darle golpes al aparcar y rallones con los pilares conseguiremos que nuestro coche dure más, y no solo hablo de meses, se ha demostrado que un buen uso del coche y una correcta sustitución de las piezas cuando lo necesita puede hacer que nuestro coche vea alargada su vida en tres o cuatro años. Por lo que sacamos la conclusión de que si queremos un coche para toda la vida lo podemos conseguir, solo debemos cuidar de el cómo lo haríamos con un amigo.