Poder elegir cuando ser padres

ellaone foto 1

No son muchas en las que podemos elegir lo que queremos hacer, desde que nacemos hay una persona o varias que nos dicen lo que tenemos que hacer, que es lo mejor, cuando es aconsejable y que nos da unas directrices para poder llevar una buena vida. Pero nos hacemos adultos y es entonces cuando los que decidimos somos nosotros mismos. Vale que nos digan que comer, que nos digan cómo vestir o que debemos de estudiar, pero cuando alcanzamos una edad concreta ya nadie está en disposición de decirnos como hacer las cosas o como vivir  nuestra vida.

Es de agradecer que se preocupen por nosotros todo el tiempo que es necesario pero después debemos de volar solos. Es entonces cuando decidimos que ponernos, en que trabajar, con quien estar y si queremos ser padres o no, la elección es nuestra, muchos  son los que al poco tiempo de encontrar a la pareja ideal y de formalizar la relación tras casarse se convierten en padres, otros sin embargo prefieren esperar, hacer otras cosas como viajar y conocer algunos países del mudo o asentarse bien en sus carreras. Para evitar tener hijos antes de lo que se espera muchas mujeres buscan información en https://www.ellaone.es/ para poder utilizar la píldora del día después si es necesario. Sí se aseguran de que no se quedan embarazadas y pueden seguir con los planes de futuro que se han marcado.

Para todo hay tiempo en la vida, si cada cosa la marcamos como pendiente, si le ponemos fechas a todo no disfrutamos por completo pensando que no nos va a dar tiempo de realizar las cosas que tenemos en mente. Lo mejor es dejar fluir las cosas tal y como vengan, como salgan, sin prisas pero sin pausa, dando tiempo a que todo vaya como debe de ir, sin apresurarse por nada, casa cosa a su tiempo. Los hay que por no tomar medidas se convierten en padres antes de realizar sus sueños y aunque quieren muchísimo a sus hijos siempre llevaran esa espinita clavada de no haber podido realizar todas las cosas que quería hacer. Los más precavidos toman las medidas adecuadas para evitar errores y asegurarse por lo menos que lo mucho o lo poco que hagan lo harán sin el cargo de un bebé, así se pueden mover con libertad y a  la vuelta ya se verá que es lo más oportuno.