Simple seguridad

buscardesguaces

Cuántas veces no hemos visto al volante a una chica maquillándose, personas hablando o escribiendo por el móvil, o quienes voltean hacia atrás por largos periodos de tiempo mientras conducen, de locos ¿no? Hay ciertas normas de seguridad básica que muchos lo toman como una molestia o algo “exagerado” y la verdad, nada está más lejos de eso.

Cualquier tipo de vehículo que conduzca debe atenerse a ciertas reglas generales y a las respectivas de su tipo, no son impuestas por gusto y sin razón, son para asegurar el bienestar e integridad de los conductores y las personas que le rodean.

Tips para una conducción segura

  • Sostenga el volante con ambas manos, le permite hacer cualquier maniobra de manera segura y evadir un eventual obstáculo.
  • No aparte la vista del camino en lo posible o por largos periodos de tiempo.
  • Si necesita atender el móvil, busque un lugar donde pueda detenerse para atenderlo o revíselo después si no puede detenerse. Incluso el manos libres para muchos es una distracción, por lo que debe tener mucho cuidado al usarlo.
  • No realice otras actividades mientras esté conduciendo, como por ejemplo maquillarse, tomar apuntes, tomar fotografías, entre otras.
  • No mantenga el brazo fuera del vehículo apoyado en la ventanilla.
  • Evite la música a alto volumen, además de ser nocivo para su salud, produce contaminación sónica y no le permiten escuchar señales sonoras como un bocina.
  • No consuma alcohol ni ingiera fármacos mientras conduce o si va a conducir.
  • Respete los límites de seguridad y las señales de tráfico.
  • Use siempre el cinturón de seguridad, aun en trayectos cortos.

Otro punto a considerar y muy importante en cuanto a seguridad, es la revisión y mantenimiento del vehículo, esto le permite circular sin problemas mecánicos y de manera segura. El chequeo debe hacerse diario, al menos una vez al día, de preferencia antes de la primera salida. Por otra parte, el mantenimiento general debe ser cada cierto tiempo, varía según el fabricante y el uso que tenga el vehículo.

Cuando surge una avería en las revisiones o mantenimiento, una forma fácil y barata de solventarla es a través de los desguaces. Estos establecimientos puede ubicarlos en línea haciéndole más accesible la búsqueda, porque puede visitar varios lugares a la vez. Un desguace suele tener múltiples opciones según los modelos y tipos de automóviles, además de que son piezas garantizadas, que han sido testeadas para asegurar su estado.